Las empresas ante el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos

El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos ya ha sido aprobado. Empresas, consumidores, administraciones, organizaciones.. se enfrentan a nuevos derechos y obligaciones que deben defender y ejecutar. En el post de hoy nos centramos en qué supone para las empresas esta nueva normativa.

Los consumidores son más dueños de sus datos personales y las empresas deben ser conscientes de la necesidad de cuidarlos y respetarlos. Deben innovar para desarrollar nuevas ideas, métodos y tecnologías para la seguridad y protección de estos datos personales.

Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos

Las empresas deben recabar el consentimiento expreso de los ciudadanos para almacenar, usar y tratar sus datos personales. Así, en sus webs, en newsletters, comunicaciones, publicidad… deben habilitar una casilla que el ciudadano debe marcar para que pueda obtenerse este consentimiento, una vez que se haya informado de forma clara y transparente del uso para el que se piden estos datos. El silencio, casillas ya marcadas o la inactividad no será constituyente de consentimiento. Además deben facilitar las acciones para que se cancele el uso de los datos y el usuario pueda ejercer sus derechos ARCO, de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

También deben tomar todas las medidas necesarias, incluidas las de nivel tecnológico para asegurar los datos que manejan. Estos mecanismos deben incluir una serie de instrumentos para avisar al usuario en caso de que sus datos hayan sido robados o hackeados.

En el caso de que diseñen, desarrollen, utilicen aplicaciones, herramientas que recaben, utilicen datos personales. Estos instrumentos deben contar con unos criterios de alta privacidad desde el principio, es lo que se conoce como privacidad desde el diseño.

Cuando un consumidor quiera cambiar a otro proveedor de servicios, se debe facilitar este cambio. El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos reconoce el derecho de los clientes a la portabilidad de datos. Por ejemplo, este derecho debe permitir a un usuario cambiar a otro proveedor de correo electrónico sin perder los contactos o mensajes de correo electrónico anteriores.

Para cumplir con todas las obligaciones que las empresas tiene con la nueva normativa, todas aquellas que manejen una gran cantidad de datos, deben contar en su plantilla con un oficial de protección de datos.

En caso de incumplimiento, el nuevo Reglamento eleva las sanciones a las que se enfrentarán las empresas, pudiendo llegar hasta el 4% de su facturación total.

La nueva normativa no solo trae un mayor control y seguridad para los datos, también mejora los trámites burocráticos a los que deben enfrentarse las empresas. Se crea una ventanilla única a la que acudir para realizar todos los trámites, lo que facilitará su presentación.

Se igualan las condiciones para las empresas con sede en la Unión Europea y las que tienen sus sede fuera de estas fronteras. Todas aquellas empresas que operen en territorio europeo están obligadas a cumplir las nuevas disposiciones.

Se facilitan también los trámites para las pequeñas y medianas empresas. Las obligaciones de los controladores y procesadores de datos se ajustan al tamaño de la empresa y / o la naturaleza de los datos, con el fin de evitar la creación de burocracia y las cargas desproporcionadas para las empresas más pequeñas.

Desde Cumple Protección de Datos os podemos ayudar, asesorar ante este nuevo escenario. No dudéis en contactar con nuestro personal experto para adaptaros al nuevo Reglamento Europeo.

Esta entrada fue publicada en Privacidad en Internet, Protección de Datos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *