Las autoridades de protección de datos, preocupadas por la privacidad en el cloud computing

cloud computing

Cada vez es más común que organismos públicos como escuelas, centros sanitarios, administraciones públicas… utilicen servicios de cloud computing o computación en la nube. Desde las autoridades europeas de protección de datos preocupa la privacidad de los usuarios de este tipo de tecnologías y piden códigos de conducta para evitar fugas de datos.

Según ha puesto de manifiesto una encuesta publicada por la organización SafeGov, “los niños que utilizan este tipo de tecnologías de computación en la nube, corren el riesgo de ver violada su privacidad, si no se orquestan mecanismos de protección especial en estos sistemas”.

Las autoridades europeas de protección de datos están de acuerdo en proteger este tipo de tecnologías, sobre todo cuando son usadas por escolares, funcionarios públicos y profesionales de la salud y pacientes. Abogan por introducir un código de conducta que cumplan los proveedores de cloud computing y los centros.

Entre las actuaciones que debe incluir este código de conducta, se aconseja que se introduzcan mecanismos para evitar la publicidad a la carta y la utilización de los datos de los usuarios con fines publicitarios.

La organización también señala que sería conveniente que las agencias de protección de datos de los países europeos trabajasen con las escuelas, para asesorarles sobre qué proveedor de cloud computing escoger, con el fin de salvaguardar la privacidad de los menores.

El informe y las peticiones y sugerencias de SaveGov está disponible -en inglés- en este enlace.

Desde la Agencia Española de Protección de Datos se presentaron hace unos meses dos guías enfocadas a las normas que debe cumplir un proveedor de servicios de cloud computing y los aspectos más relevantes que debe tener en cuenta un cliente de este tipo de servicios. Ambas guías están disponibles en nuestra sección de recursos.

La computación en la nube o cloud computing trae consigo grandes beneficios para las escuelas, empresas, administraciones públicas… que ven reducidos su gastos y aumentada su productividad, pero al manejar información confidencial que pasa a alojarse en la nube y no en servidores propios, es fundamental exigir seguridad y absoluta privacidad, para evitar sorpresas desagradables y fugas de datos e información personal.

Esta entrada fue publicada en Protección de Datos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *