La recogida de residuos debe cuidar la privacidad de las personas

Si nos paramos a pensar, un simple gesto como depositar un papel con datos personales, impresos en él, en un contenedor de reciclaje, puede suponer un problema para nuestra privacidad, si ese papel cae en manos de terceros que pueden hacer un mal uso o aprovechamiento lesivo de nuestros datos, podemos encontrarnos en graves problemas.

Este pensamiento ha llevado a un vecino del País Vasco a lanzar una consulta a la Agencia de Protección de Datos de esta comunidad. La pregunta lanzada era sí el sistema de recogida de residuos puerta a puerta que se ha puesto en marcha en algunos municipios de Guipúzcoa era compatible con el derecho fundamental a la protección de datos personales.

La Agencia ha dictaminado que la importancia de los datos e información personal que pueden contener ciertos residuos es “innegable” y por tanto insta a las administraciones locales a establecer un sistema de recogida de residuos respetuoso con la privacidad de las personas.

De esta forma, la Agencia de Protección de Datos vasca, recomienda a los ayuntamientos que incluyan “en sus Ordenanzas un tratamiento específico de aquellos residuos que contengan datos de carácter personal, que contemple el proceso íntegro, desde su recogida hasta su eliminación, utilizando para ello los instrumentos o medidas que la legislación establece”.

Además, el organismo que vela por la protección de datos personales, ha ofrecido su asesoramiento a los ayuntamientos para buscar un sistema que asegure la privacidad de estas informaciones personales.

Actualmente, el sistema de recogida de residuos asigna a cada vivienda un contenedor cercano a la misma para depositar los residuos y se indica un día y una hora para cada tipo de residuo.

En los documentos depositados para su reciclaje se puede encontrar desde información personal (extractos bancarios, medicinas que denotan
enfermedades, cartas personales, facturas, fotografías, seguros,
sentencias …), información profesional (balances, nóminas, actas….) e incluso información política.

Y cualquier persona sabe cuando esa información va a ser depositada y el lugar donde puede encontrarla. Lo cual supone un riesgo para la privacidad.

Dictamen completo de la Agencia de Protección de Datos del País Vasco

Esta entrada fue publicada en Noticias, Protección de Datos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *