Cumplir con la LSSI en el envío de emails comerciales

mail-copia-ocultaHoy queremos hacer hincapié en la importancia de cumplir con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI), ya que su incumplimiento puede provocar sanciones económicas que pueden llegar a ser muy elevadas para una pequeña empresa o particular.

Antes de recoger algunas de las obligaciones que establece la Ley veamos, que entiende ésta por Comunicación Comercial. En el anexo de la LSSI se define como: “toda comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional. A efectos de esta Ley, no tendrán la consideración de comunicación comercial los datos que permitan acceder directamente a la actividad de una persona, empresa u organización, tales como el nombre de dominio o la dirección de correo electrónico, ni las comunicaciones relativas a los bienes, los servicios o la imagen que se ofrezca cuando sean elaboradas por un tercero y sin contraprestación económica”.

En consecuencia cualquier empresa, organización, autónomo, profesional independiente que realice envíos con objetivo de dar información comercial sobre su actividad, negocio, como pueden ser sorteos, promociones, ofertas, rebajas, campañas….debe cumplir con lo establecido en la LSSI.

Entre las obligaciones que establece la Ley que rige los envíos comerciales se encuentra:

El envío de informaciones comerciales obligatoriamente a usuarios que hayan dado su consentimiento para recibir este tipo de informaciones. En su artículo 21.1 la LSSI prohíbe de forma expresa “el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas”. Esta prohibición encuentra la excepción en el segundo párrafo del citado artículo, que autoriza el envío cuando “el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que fueron objeto de contratación”.

El emisor del mensaje debe asegurarse de exponer en él toda la información necesaria con el fin de que el usuario pueda saber quién envió el correo y con qué fin se envió. En el artículo 20.4 de la LSSI se señala la prohibición del envío de comunicaciones comerciales en las que se disimule o se oculte la identidad del remitente por cuenta de quien se efectúa la comunicación.

Asimismo, de conformidad con lo previsto en el segundo párrafo del artículo 21.2 de la LSSI, el prestador de servicios debe ofrecer al destinatario de los mensajes, en todos los mensajes, la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija.

El artículo 22.1 de la LSSI reconoce el derecho del destinatario de revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones comerciales con la simple notificación de su voluntad al remitente.

Además de cumplir con estos preceptos legales, el envío de información comercial también está sujeto al cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Desde Cumple Protección de Datos te podemos asesorar, ya seas una empresa, negocio, tienda, particular…con el fin de que tus comunicaciones comerciales cumplan con la LSSI y la LOPD y evitar así problemas, que te pueden acarrear sanciones monetarias graves como las que te contamos en estos artículos.

Esta entrada fue publicada en LOPD, LSSI, Protección de Datos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *