Cumplir con la LOPD en el almacenamiento y tratamiento de currículum

Menores y LOPDA las empresas, organizaciones, administraciones… llegan a diario un gran número de currículum en los que se registran datos personales del candidato o futuro candidato. El teléfono, dirección, nombre y apellidos, correo electrónico son datos personales y como tales su tratamiento y almacenamiento debe cumplir lo estipulado en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Las empresas no pueden simplemente almacenar esos currículum en un cajón o lo que es peor, tienen totalmente prohibido lanzarlos a la basura, sin ser debidamente destruidos, de tal forma que la información quede totalmente ilegible. En caso contrario, su actuación puede suponer multas elevadas que pueden superar los 60.000 euros.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en su guía “La Protección de Datos en las relaciones laborales” explica cómo las empresas deben crear un fichero de currículum en el que se registrarán dichos datos personales. La existencia de estos ficheros tal y como expone la LOPD deben ser comunicada a la Agencia.

En la LOPD también se contemplan las obligaciones a cumplir respecto a los dueños de estos datos personales, en este caso las personas a las que aluden los curriculum. Las empresas deben en todos los casos: tanto si son ellas las que han solicitado los currículum como si son los candidatos los que los dejan sin que exista una petición, cumplir con el artículo 5 de LOPD. Dicho artículo establece un deber impuesto, en general a los responsables de los tratamientos, de informar al afectado, del tratamiento de sus datos de carácter personal.

Así, los interesados a los que se soliciten datos personales deberán ser previamente informados de modo expreso, preciso e inequívoco: de la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, de la finalidad de la recogida de éstos y de los destinatarios de la información, de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición y de la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante.

Si el currículum se presenta directamente por el candidato sin habérselo solicitado, deben fijarse procedimientos de información que supongan algún acuse o confirmación de conocer las condiciones en las que se desarrollará el tratamiento.

La Agencia recomienda a las empresas, disponer de impresos tipo para la formalización del currículum y de un procedimiento de formalización y entrega de los mismos por los candidatos, ya que ello permite no sólo informar adecuadamente sino definir con precisión el tipo de datos a tratar, establecer las medidas de seguridad etc.

Desde Cumple Protección de Datos os podemos ayudar en estos supuestos, para que vuestras selecciones de personal, tratamiento de currículum, recogida… cumplan con los requisitos establecidos en la LOPD. Puedes pedirnos presupuesto sin compromiso.

Esta entrada fue publicada en LOPD, Protección de Datos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *